Al igual que en los humanos, el estrés en los gatos puede causar problemas en la salud

Al igual que en los humanos, el estrés en los gatos puede causar problemas en la salud

Los gatos son muy sensibles a los cambios que suceden en su entorno, por ejemplo, las mudanzas, modificación de los espacios al interior de una casa, la llegada de una nueva mascota o de un hijo, visitas al veterinario, viajes o cualquier situación que implique modificar sus rutinas.

Estos cambios pueden llevar a que manifiesten el estrés a través de conductas que no son frecuentes en ellos como hacer sus necesidades fuera del arenero, arañar cortinas y muebles e incluso ponerse agresivos.

“Es importante estar atentos a este tipo de cambios ya que el estrés, al igual que en los seres humanos, puede ocasionar problemas de salud en los gatos”, explica Fernanda Montoya, médico veterinaria de Puppies & Kittens (PyK).

La especialista indica que hay que prestar atención a las siguientes señales:

Cambios en el comportamiento:
o Orina y defeca fuera del arenero.
o Se muestran agresivos.
o Están más asustadizos.
o Introvertidos.

Cambios en la salud:
o Pérdida de peso (anorexia).
o Alopecia (pérdida del pelo).
o Vómitos.
o Diarrea.
o Estreñimiento.
o Cistitis.
o Presencia de cristales en orina (cálculos urinarios).
o Disminución de las defensas (hay que tener especial cuidado con los animales con inmunodeficiencia / leucemia felina ya que aumenta la posibilidad de contraer infecciones).

Sin embargo, siempre es importante comentarle al veterinario sobre estos cambios, ya que él podrá evaluar en forma profesional el estado de salud del gato.




Publicado el 13/05/2019


Inscríbete para recibir Tips y Promociones